LA PLANTA, SUS PARTES Y FUNCIONES – LA HOJA, Origen, Partes, Clasificacion

LA HOJA

Es el órgano aplanado mediante el cual la planta realiza las funciones de elaboración de sus alimentos, respiración y transpiración.

Las hojas son, generalmente, aéreas, planas y verdes.

Origen

Nacen en los nudos del tallo principal y de sus ramificaciones; se originan de una yema.

Partes

En la hoja se distinguen; limbo, pecíolo y vaina.

Limbo o lámina es la parte ensanchada de la hoja donde se cumplen las diferentes e importantes funciones antes citadas; presenta una cara ventral (superior) lisa y una cara dorsal con nervaduras que sobresalen.

El pecíolo es el cabillo o parte delgada, de forma acanalada, cilíndrica o aplanada que une el limbo con el tallo por medio de un ensanchamiento llamado vaina. Su función es la de acomodar el limbo a la luz solar y permitir la conducción de la savia por los haces de conducción que la recorren.

El pecíolo y la vaina pueden faltar en la hoja. Si carece de pecíolo, la hoja se llama sésil o sentada. A veces la vaina abraza al tallo y la hoja es envainadora (como en la achira).

Las nervaduras están formadas por haces de fibras que conducen la savia, estos son los haces de leño y liber que forman el esqueleto de la hoja y conducen la savia.

Si la hoja tiene una nervadura es uninervada (como en el pino); si tiene varias, es plurinervada (como en el poroto); si no se ramifican, es simplicinervada (como en el junquillo); si se ramifican, es retirnervada (como en la violeta), etc.

Clasificación

Al describir una hoja deben tenerse en cuenta todos los caracteres que presenta. Esto nos permite clasificarlas por: el borde del limbo, la forma del limbo, el pecíolo, la vaina, las nervaduras, etc.

Clasificación de las hojas:

Según el limbo:

Por el borde: entera, dentada, aserrada, festoneada, lobulada, hendida, partida.

Por la forma: circular, oval, elíptica, sagitada, astada, lanceolada, acicular, ensiforme, acintada.

Según el pecíolo: peciolada, sentada.

 

Según la vaina: envainadora.

 

Según la nervadura: uninervada o plurinervada.

 

Anuncios

LA PLANTA, SUS PARTES Y FUNCIONES: COMO CRECEN Y SE NUTREN LAS PLANTAS – LA RAIZ , Funciones de la raíz, Partes,

El conocimiento de las funciones específicas de cada una de las partes de la planta permite al aficionado crear las condiciones que éstas necesitan para desarrollarse, entendiendo la importancia de la respiración, excreción, sensibilidad y movimientos.

 

La raíz

Funciones:

  • La función principal de la raíz consiste en absorber del terrero que la rodea los alimentos necesarios para su existencia, en su mayor parte minerales, es decir es uno de los aparatos de nutrición de la planta, encargada de absorber del suelo materias disueltas en el agua.
  • Además fija la planta al medio en que vive.
  • Conduce materias disueltas.
  • Y en algunos casos hace de deposito de sus reservas alimenticias.
  • Antes de la absorción prepara los minerales de la tierra disolviéndolos.

¿Cómo realiza este proceso?

Por medio de los pelos absorbentes, la raíz exhala constantemente anhídrido carbónico, éste combinado con el agua que la rodea, produce ácido carbónico y disuelve las materia inorgánicas (minerales) volviéndolas solubles (que se disuelven) para su absorción. Por eso existen plantas que viven sobre rocas y paredes donde la tierra casi no existe, la raíz come la piedra, lo que le permite absorber las sales, que la piedra contiene.

Normalmente la raíz es subterránea  pero las hay también acuáticas y aéreas  Esta dotada de Geotropismo positivo, es decir, que crece siempre en dirección al centro de la tierra.

Origen de la raíz

tipos de raiz

La raíz proviene de la ridícula del embrión y en este caso se llama Raíz radicular, puede originarse en otros órganos: raíz adventicia; del talluelo, por atrofia de la raíz radicular (maíz), de las hojas (begonia), del tallo (malvón, rosal, vid, filodendro, pothus, hiedra) o del fruto (tuna).

Las raíces pueden ser principales o secundarias. Si la radícula del embrión sigue creciendo en longitud y grosor, constituye la raíz principal. A lo largo de ésta nacen otras llamadas secundarias que, a su vez, se ramifican.

La raíz como órgano de reserva

La raíz que se engrosa por el almacenamiento de sustancias de reserva recibe el nombre de tuberosa.

Las plantas con raíces tuberosas soportan épocas adversas y crecen cuando las condiciones vuelven a ser propicias.

La raíz tuberosa genera una nueva planta sólo cuando lleva adherida una sección de tallo con su correspondiente yema.

Partes de la raíz

partes de la raiz 2La raíz consta de las siguientes partes: suberificada, pilífera, de crecimiento y cofia.

La zona suberificada está comprendida entre el cuello (región de transición entre raíz y tallo) y la región pilífera, y su epidermis esta suberificada es decir transformada en corcho. En consecuencia reúne las propiedades de éste: impermeable, mal transmisor de la temperatura, etc.

La región pilífera o de los pelos absorbentes, sigue a la zona suberificada. Aquí las células epidérmicas se han convertido en pelos, encargados de absorber el agua y las sales disueltas. Presenta una forma cónica  con los pelos inferiores mas cortos que los superiores; al crecer la raíz, los pelos superiores se van cayendo, a la vez que nacen otros en la parte inferior. Muchas raíces acuáticas no tienen pelos absorbentes.

A continuación de la zona pilífera aparece la zona llamada de crecimiento, generalmente muy pequeña que no tiene pelos absorbentes.

La cofia es el engrosamiento de la epidermis en forma de dedal; protege la punta de la raíz y evita su deterioro al abrirse paso en el suelo. Cuando la raíz no crece, la cofia se suberifica. Protege el cono vegetativo (células en reproducción que constituyen el origen de los tejidos de la raíz).

Crecimiento de la raíz

El crecimiento longitudinal de la raíz se produce por el desarrollo de las células en la zona de crecimiento.

Adaptación al medio

La fijación de la planta y la absorción de agua y nutrientes son las funciones especificas de la raíz típica.

Las plantas de zonas desérticas presentan raíces ramificadas y cercanas a la superficie para aprovechar con eficiencia la humedad producida por el rocío y las escasas precipitaciones.

Otras especies, sin llegar a ser árboles, desarrollan raíces a grandes profundidades y en ciertos casos alcanzan la zona de napas de agua subterránea.

Generalmente el crecimiento de la parte aérea de las plantas se produce como respuesta al progreso de sus raíces. La técnica del bonsái se basa en esta relación.

Bonsái:

Se establece un equilibrio entre el conjunto de raíces y el crecimiento de la copa.